Seguidores

martes, 29 de junio de 2010

VIAJE A LA AÑORANZA

De tanto en tanto me siento en mi sillon favorito ( el unico que tengo), y dejo que mi mente me transporte...
Hoy digamos que el viaje fue largo.
Primero mire por la ventanilla ficticia que me separaba de la realidad y me conducia dentro del maravilloso mundo fantastico que me he inventado y vi con asombro que estaba yo misma del otro lado pero mucho mas pequeña, con carita de inocente, con las dos colitas que solia hacerme mamá antes de ir al colegio.
Me bajo en este lugar grite, no se a quien le gritaba pero alli estaba yo, sin equipaje y buscando a esa niña que me recordaba los dias de infancia y alegria.
Corri tras la niña al tiempo que ella me saludaba con la mano y hacia un gesto un ademan tal vez invitandome a seguirla.
Corri con vehemencia por calles del pasado,
sin querer pase por delante de la verduleria de Don Tito, alli estaba mi abuela, comprando medio kilo de camotes para hacermelos fritos, quise detenerme con ella darle un beso ya que hace tanto tiempo que no la veo, pero la niña me indicaba que siguiera adelante.
Entonces pense mas tarde pasare y le dare un beso a mi abuela.
Segui mi camino ya no corria, pero esa niña que era yo se habia adelantado demasiado.
Detuve la vista un segundo y sobre la acera contraria se encontraba Lucas al lado de su flamante moto. A el si me dije a El quiero saludarlo decirle que lamento no haber estado en su despedida.
Pero otra vez la niña me guiaba hacia delante.
Otra vez estaba siguiendola, pero ya en una pradera con flores y canto de aves...
No se ya cuanto tiempo viaje.
Solo se que estoy nuevamente sentada en mi sillon y en mi mejilla tengo grabado los labios de mi madre

Por Gabriela F. ©