Seguidores

martes, 29 de junio de 2010

POEMA 101



Es invierno en la vereda de la siesta.
Un anochecer sin manos,
un roble dormido.
Tentáculos de la muerte,
silenciosos atardeceres entre sombras.
Noctámbulas palabras.
Me muerdo el sentimiento
y me callo.
Un ángel de alas crespas...
Y yo en la ventana gris
de tu nombre apocalíptico.
Por Gabriela F. ©